Soy un fanático del control

Que significa ser dominante?

A dominante es una persona que quiere tenerlo todo bajo control y que, por tanto, se siente obligado a decirle a los demás qué hacer. Generalmente quien es dominante esconde un sentimiento de superioridad y piensa que es absolutamente necesario intervenir para organizar, planificar, dirigir ... Este tipo de personas no confía en los demás y cree que es el único que sabe gestionar correctamente los imprevistos. Con un dominante nada se deja al azar, todos los detalles y lo inesperado se tienen en cuenta y cada cambio más mínimo es fuente de estrés y nerviosismo.

¿Cuál es la causa de este comportamiento?

Esta sed de poder y control absoluto en realidad esconde ... ¡un miedo terrible a cometer errores y fallar! los dominante es inseguro quien, para disimular su inseguridad, se obliga a ser perfecto, obviamente sin lograrlo. Eternamente insatisfecho, el dominante necesita organizar todo hasta el más mínimo detalle y dificulta la vida de quienes lo rodean.

¡Aprende a relativizar!

Si crees que eres uno dominante, aprenda a dejarse llevar y a confiar en los demás, incluso si eso va en contra de sus principios. Deja de estar constantemente a la defensiva y trata de abrirte a quienes te rodean y permítete un poco más de espontaneidad. Para poder hacer esto, debes recuperar la confianza en ti mismo y luchar contra el impulso de querer controlarlo todo. ¡Intenta relativizar y dar el valor adecuado a las cosas!

Si, por el contrario, el deseo de controlarlo todo se convierte en una obsesión y te impide tener una vida equilibrada, puedes ponerte en contacto con un psicólogo. ¿Por qué no probar la terapia cognitiva y conductual centrada en este lado de tu personaje? Dar este paso significa que ya ha comenzado a mirar las cosas desde cierta distancia.

Etiquetas:  Viejo Hogar Antigua Prueba - Psique Mujeres De Hoy