Pintar diferentes materiales

Etapas preliminares

Primero debe tratar la superficie a pintar y elegir el tipo correcto de pintura. Si la superficie está en buen estado y ya tiene una primera capa de pintura, antes de pintarla solo lávala bien, déjala secar y lija un poco. Si no es así, sepa que los mejores resultados se obtienen aplicando una base.

Limpiar la superficie

Para limpiar la superficie a pintar se debe disponer de un buen detergente o una crema abrasiva. Si la superficie tiene imperfecciones es mejor recurrir a cristales de cloruro de sodio. Atención, sin embargo, los cristales de cloruro de sodio pueden causar irritación, ¡use siempre guantes y gafas protectoras!

Luego enjuague la superficie con agua corriente comenzando por la parte inferior, para evitar manchas.

Alisar la superficie

El lijado de la superficie permite alisarla y uniformizarla y que las dos capas de pintura se adhieran mejor.

¡Atención! Esto produce mucho polvo, por lo que siempre use una máscara protectora y no olvide proteger los muebles de la habitación con una lámina de plástico. Además, si la pintura a quitar es muy vieja, puede contener plomo.

Los diversos métodos

- Pintar la madera

Para nivelar la superficie, cuando la madera esté perfectamente seca aplicar una primera capa de barniz. Para que el resultado sea apreciable, la superficie debe ser perfectamente impermeable. Si, por el contrario, la madera tiene grietas, será necesario aplicar un producto aislante, disponible en tiendas de accesorios náuticos. Antes de aplicar la segunda capa de pintura, le recomendamos lijar ligeramente la superficie.

Para perfeccionar y hacer que el resultado final sea duradero, aplicar una capa de barniz transparente sobre una superficie seca.

- Pintar el plastico

Si la superficie es realmente muy lisa, primero deberá lijarla ligeramente con papel de lija. Luego, aplique una primera capa de pintura plástica, que encontrará en una tienda de mejoras para el hogar, y finalmente cualquier pintura acrílica.

- Pintar una superficie de metal

Para que la pintura se adhiera mejor a la superficie, aplique una base específica, que también evitará la corrosión del metal. En el mercado existen bases específicas para cada metal, y también productos antioxidantes o para pintar una superficie oxidada, consulte a su distribuidor. El metal es una superficie lisa que no facilita la adherencia de la pintura, por lo que tendrás que elegir una pintura "sólida", como las pinturas de glicerol, en lugar de una pintura acrílica, que se despegará fácilmente.

-Pintar los azulejos

Para nivelar la superficie y hacer que la pintura se adhiera mejor, es necesario obtener una base específica para cerámica. Hay muchas pinturas aptas para azulejos en el mercado, lo importante es que hacen que la superficie sea perfectamente impermeable y, si es posible, resistente a los arañazos. Una vez finalizada la operación, ¡no olvides afinar las costuras, para que el resultado sea perfecto!

El truco: pintar las baldosas te da la oportunidad de alternar colores y patrones a voluntad y así personalizar tu pared.

- Pintar un laminado:

En superficies laminadas le aconsejamos aplicar primero una doble capa de base acrílica y luego una doble capa de barniz (siempre acrílico). La operación llevará bastante tiempo ya que cada vez tendrás que esperar hasta que la primera capa esté perfectamente seca antes de aplicar la siguiente, ¡pero el resultado final será perfecto!

Etiquetas:  Cocina Amor-E-Psicología Adecuadamente